martes, 20 de septiembre de 2016

Ejercicio literario: slowmotion



"Se acercó a la ventana con celeridad, sin mirar atrás y sin preguntarse por qué lo estaba haciendo. La habitación gozaba de una penumbra tranquila, un lugar que no parecía sentir la necesidad de depurarse con una luz nueva. El marco de la ventana parecía dedicarle una mirada estoica, pálida por los años, enseñando las vetas de la madera como arrugas oscurecidas. Los cristales empañados mostraban el exterior en silencio, ocultando el susurro de la brisa y el movimiento agitado de los árboles. El tacto era áspero y rugoso, una bienvenida violenta para las yemas de sus dedos, que consiguieron asir bien el marco, levantando las tablas de madera con cuidado, escuchando el traqueteo metálico de los raíles, observando cómo el exterior se mostraba más nítido cuando no había ningún cristal como barrera. Un chasquido fue el cómplice que informó de que estaba colocado en su sitio, descansando sobre su cabeza, venciendo a la gravedad y dejando que el viento entrase a la habitación."
Y bien, ¿Tenéis una idea sobre el ejercicio que os traigo? Seguramente sí, aunque he de admitir que es la primera vez que lo hago y no creáis que ha quedado muy bien. Además, he incumplido una de las normas - o más, seguramente - así que mejor os lo explico.

Este ejercicio que he intentado hacer se llama, en el ambito de la escritura creativa, "slowmotion". ¿En qué consiste? Este tipo de actividades sirve para que el escritor adquiera fluidez en la narrativa y en la descripción. Un ejercicio bien hecho provoca un efecto de dinamismo en la trama. He intentado buscar un ejemplo en internet, pero solo los he encontrado en inglés :(

Bien, ¿Te atreves a llevar a cabo un ejercicio de SLOWMOTION? Pues aquí te dejo las normas que debes seguir para ello: 

1. La extensión será de 1-2 páginas en formato word. Aunque como quiero que compartáis vuestros intentos, podemos resumirlo a unas veinte líneas. Eso sí, ¡os animo a que lo llevéis a cabo en más folios!

2. La escena de slowmotion debe  tan solo 10 segundos de la realidad. Acciones como abrir una puerta, encender un cigarrillo, marcar un número de teléfono... en conclusión, que la escena de la que vas a hablar debe ser muy corta en el tiempo.

3. No se pueden incluir pensamientos: no puedes ocupar el escrito relatando los pensamientos que tiene la persona, ni lo que siente al ver el objeto o realizar la acción ni flashback o escenas pasadas que te puedan a ayudar. Debe ser una acción contada en el presente donde se busque lo descriptivo, la puesta en escena de lo que ocurre. 

4. Recuerda que el propósito de este tipo de ejercicios es que seas capaz de poner en situación a tu lector, a que entienda el entorno en el que se mueve y por lo tanto comprenda parte de la novela. El ejercicio es algo exagerado, ya que no podemos ocupar diez páginas de descripción sin aburrir al lector (o sí, pero hay que hacerlo muy bien). 



¿Y bien? ¿Te atreves a hacerlo? Si es así, no dudes en pasarte por el blog y comentar tus impresiones. Si te ha gustado este ejercicio y te interesaría que continuara hablando de ejercicios literarios y esas cosas bonitas, !también puedes usar los comentarios para ello¡

¿Quieres ponerte en contacto conmigo para cualquier tema? Tienes un nuevo correo: 

elblogdemartaconejo@gmail.com


1 comentario:

  1. ¡Hola! Siempre me ha fascinado la capacidad de los escritores para hacer descripciones tan "largas" que, cuando las lees, en realidad son acciones cortas. No sabía que se llamaba slowmotion y me ha parecido curioso. Me encanta que traigas este tipo de contenido :D

    ResponderEliminar