jueves, 27 de febrero de 2014

:)

Gracias a todos por asistir. Lo primero que debo reconocer es que me ha costado llegar hasta aquí: no por el estado de la carretera, ni por la vana necesidad de llamar la atención usando la razón temporal, sino porque no me encontraba preparada para subir y mandar. Quizás indispuesta, esa puede ser la palabra.
Ahora, que me siento observada, seré capaz de dar forma a unas letras conjuntas con un significado razonable en mi lengua natal. Ahora, sentada en un banco cualquiera de un lugar cualquiera, abandonada tanto para lo bueno como para lo malo, puedo abrir mis palabras, preparadas para atacar por mi boca, sin darse cuenta de que, las letras y palabras importantes, están atacando por mi mano derecha, con un bolígrafo llevado por mi pulgar, anular, e índice, en una extraña forma criticada por todos mis profesores de primaria.
Podéis intentad bajar o abrir mis dientes en la desesperación de no morir en mi lengua, pero no vais a llegar a tiempo. Ya he dado la orden de poner un punto.
Y final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada