sábado, 5 de diciembre de 2015

El por qué escribo lo que me da la real gana.

Hola a todos, humanos concebidos por unicornios y elfos de mundos distantes y lejanos. ¿Por qué me presento así siempre? No lo sé. Seña de identidad y eso. Muahaha.

Vamos a lo serio, narices.


Los escritores nacemos con dilemas y cada día nos enfrentamos a nuevos dilemas: que si café o cola cao, que si coca cola light o te arriesgas con la normal, que si escribes a mano o a ordenador, que si escribes y matas a tu personaje o lo dejas vivir, que si telecinco o antena tres...

Pero siempre hay uno que surje cuando te interesa publicar un libro: ¿Qué género escribo? Y ahora es cuando empezamos a escribir pensando en el público, y sobre todo en el tema que la editorial esté dispuesto a publicar. 

Aquí hay dos opiniones distanciadas: una de ellas indica que escribas lo que te de la real gana, sin pensar en el público. Otra de ellas nos dice todo lo contrario, que escribas pensando en el lector, porque realmente es para quién escribes, y es quién te va a leer. 



¿Mi opinión? Mi razonamiento piensa la segunda. Mi corazón, por lo que he podido ver, la primera. Actualmente me encuentro inmersa en una novela romanticona hasta más no poder... bueno, venga, exagero, una novela donde el amor es importante - teniendo en cuenta que es la segunda parte de Mis alas por un beso, con un Marta más maduro - y donde los problemas, digamos, son leves y superfluos. 
Por otro lado ando corrigiendo una novela, aunque corregir no define el hecho de que la estoy rescribiendo toda entera, incluida trama y personajes, cuyo género es fantasía y terror, donde el amor es lo que menos aparece, es oscura, con personajes sin patria ni bandera, sin escrúpulos y esas cosas. 

Digamos que si me diera por publicar todas mis novelas os encontraríais con que no tengo una línea literaria clara: un día te publico un libro romántico, otro uno de fantasía urbana, luego uno de terror y luego otro romántico, por si no tenías dos tazas. Entonces, después de estas acciones, ¿Escribo para mí o para los demás? ¿Cuántos autores dan tantos bandazos literarios cuando hablamos de género?

Hay que disfrutar lo escrito. Yo llego a mi casa a las ocho y media, y me apetece ponerme con ello, lo vivo. Un día ando con un personaje que le encanta matar y disfruta haciéndolo. Otro día ando con un personaje que se conoce a él mismo, que se encuentra enamoránose y que sufre por su mejor amiga. Y al día siguiente vuelvo a mi mundo de bestias. 



Y oye, que disfruto como una niña pequeña. Es un locurón lo de las dos novelas juntas, pero lo prefiero antes que seguir la línea que el público está acostumbrado. También creo que los lectores ya se están acostumbrando al mundo literario que se está formando, donde un escritor no sólo escribe de un género, sino que evoluciona con su escritora y con los lectores, año a año. 

Pues ale, aquí está mi debate-opinión. ¿Y vosotros, de qué sois, de escribir para público o para uno mismo? Y los lectores, ¿Os gustan esos escritores que sólo siguen un género o los que abarcan ambos?

Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada