domingo, 29 de enero de 2017

Cómo empezar una novela

1. ¿ERES DE BRÚJULA O DE MAPA?
Esto es lo primero que debes definir, aunque parezca una tontería. ¿Te sientes más suelto cuando escribes siguiendo indicaciones o pasos que ya habías preparado? ¿O prefieres comenzar a escribir y a dónde te lleven los pies? Cada una de ellas tiene su parte buena y su parte mala. Yo hago una mezcla de los dos (y creo que todos los escritores lo acabamos haciendo); conozco partes de la novela importantes, pero lo que ocurre entre esas partes es un poco improvisado. Mi consejo es que si tu historia va a ser densa y grande, seas de mapa y hagas una previsión de cómo va a ser. 



2. DEFINE BIEN A TUS PERSONAJES
Una historia puede tener una trama genial, pero unos personajes flojos. Y muchas novelas mueren (o son un éxito) por sus personajes. Define bien a tus personajes, de tal forma que sepas cómo van a actuar en cada momento, cuáles pueden ser sus extremos, qué les puede hacer perder los estribos... lo peor en una novela es tener personajes que no tengan coherencia. Y a mi me ha costado muchas novelas saberlo y, muchas más, comenzar a identificarlo y a intentar hacerlo bien. 
¿Mi consejo para esto? Que escribas mucho. No creo que un curso sobre cómo escribir bien personajes te sirva de algo, excepto saber hacerte preguntas tipo "y cómo son las manos de tu personaje" que si no tienes mucha idea pues de poco te sirve. Escribe mucho, e incluso escribe la historia de tu personaje antes de empezar la novela. Así empatizas con él.

3. CONOCE SU LÍNEA DE ACTUACIÓN
Si tu novela tiene muchos personajes, lo mejor que puedes hacer es saber su línea de actuación en la trama, es decir, qué va a hacer cada personaje en qué momento y qué va a estar haciendo otro personaje en ese mismo momento. Es una forma muy visual de ver cómo se relacionan los personajes y qué pueden tener en común.



4. CONOCE EL FINAL DE TU HISTORIA
Creo que esto es esencial: aunque en parte soy una opositora (ya que pienso que si sabes el final sin querer vas a escribir y vas a marcar a tus personajes con ese final) muchas veces la historia se puede ir por derroteros que no debe y hacer que se alargue y, muchas veces, sea aburrida de leer por las vueltas que se le da. Aunque duela a tu alma de brújula, lo mejor es conocer el final y que cada paso que des sea con ese destino.

Y vosotros, ¿Cómo empezáis vuestra novela?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada