lunes, 17 de marzo de 2014

Grandes escritores, grandes historias

¡Buenos días y feliz lunes!

Hoy vengo para hablar sobre un escritor que leí hace mucho tiempo y del que espero su último libro con calma (ya que como me altere voy a pasarlo mal). Muchos sabreis de quién hablo, así que para que estemos todos en la misma onda, aquí os pongo su foto... y su nombre :D


PATRICK ROTHFUSS

Este escritor nos trajo hace muy poco el comienzo de una de las mejores sagas que he leído en mucho tiempo: el nombre del viento, y su continuación, el temor de un hombre sabio. 

Compré esta novela porque me la habían recomendado, y la opinión era unanime: era una obra maestra. Tanto leer el nombre hizo que decidiera comprarla y comenzar a leerla.

Admito que las primeras páginas se me hicieron pesadas, aunque estaba llena de combustible gracias a ese gran prólogo que tiene el libro, con esa famosa frase con la que termina siempre.

El hombre tenía el pelo rojo como el fuego. Sus ojos eran oscuros y distantes, y se movía con la sutil certeza de quienes saben muchas cosas. La posada Roca de Guía era suya, y también era suyo el tercer silencio.

Engullí este libro, porque no tiene otra palabra. Acabé acostándome a las cuatro el día que lo terminé, deseando comprar el segundo: ni me esperé a que saliera la versión en bolsillo. La segunda parte, magistral, la terminé en menos de una semana.

¿Por qué me gusta tanto este libro? Por admiración. Me encanta que sea capaz de contar la vida ordinaria de una persona (Y cómo queremos a Kvothe) y lo haga con tanto encanto y magia como lo hace. Quien lo haya leído ha visto que hay un montón de páginas donde realmente no pasa nada importante (en el sentido de que la historia lo necesite) pero aún así no te cansa leerlo, es más... ¡Te gusta! Y así consigues conocer al personaje de una forma tan genial que acabas llorando cada vez que toca el laúd.

Creo que quién lea esta entrada ha leído este libro, pero si no lo has hecho, espero que lo tengas en tu lista de pendientes: sobre todo si te va la fantasía... porque de verdad, es necesario leerlo. NECESARIO.


¡Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada